EL FARO DE LAS PUERCAS/ LA GALEONA

El Arrecife de la Galeona.
Google Earth.
Si paseamos por la Alameda Apodaca podemos ver a la altura de la Casa de los Espejos una pequeña columna a lo lejos, pues bien ese lugar es el Bajo y/o arrecife de la Galeona, aunque prácticamente es conocido por cualquier marinero o habitante de Cadiz como el Faro de las Puercas.

Este lugar es un lecho o piedras amontonadas muy peligrosas para el trafico marítimo ya que si encallas puedes darte por perdido ya que cuando hay viento fuerte de poniente o suroeste el agua suele chocar con las piedras y desde el bajo de Los Cochinos a Las Puercas, estos bajos se vuelven peligrosos y provocan olas y mareas muy peligrosas.

El origen de este curioso nombre no esta definido y, según he podido saber, podría deberse a dos leyendas: la primera nos dice que el origen viene de una cruel costumbre marinera según la cual, en este arrecife solían abandonar a las prostitutas que acompañaba a los barcos provenientes de las Américas y que eran mal vista por la moral ciudadana de la época.

Por consiguiente, el capitán ordenaba que las prostitutas se bajaran en los arrecifes y fueran nadando hasta el puerto para no ser vistas antes de su llegada al puerto y poder desembarcar los tesoros y bienes de las Américas. También decir que estas mujeres solían llegar a la playa de la Caleta y en época de la conquista este lugar era llamado como playa de las Puercas.


Pero existe otra versión que dice que en una ocasión un barco transportaba una piara de cerdos y encallo en este punto, entonces muchas pequeñas barcas procedente del puerto gaditano salieron al rescate de los cerdos que se encontraban en los arrecifes, ya que estaba este en marea baja.

A raíz de esta versión pudo surgir la técnica de rescate apodada "del cerdo" explicada por el antiguo director del Museo Naval que explico en una conferencia con Arturo Perez Reverte esta anécdota: "en una ocasión un navío estaba encallado y a punto de hundirse entonces, desde tierra, alguien les gritó desde la costa que atasen a un cerdo a un cabo y lo tirasen al agua para sacar a la tripulación. Afortunadamente, el animal consiguió llegar al barco encallado y regresar a tierra y salvar a los náufragos". Pero termina González-Aller diciendo: "Lo terrible fue que se comieron al cerdo".

Continuamos con otra historia difundida entre los círculos de buceadores y submarinistas que dicen que este lugar es ideal para explorar ya que en estas aguas se han localizado tres yacimientos arqueológicos e incluso algunos tan importante como el  Bucentauro, el navío insignia del comandante Villeneuve en la Batalla de Trafalgar que embarrancó en estos bajos.

Efectivamente, es normal encontrar en este lugar muchos pecios hundidos ya que solía ocurrir que los barcos y galeones proveniente de las Américas venían cargados de mercancías y por los cambios de mareas dejaban al descubierto estos arrecifes y, por consiguiente, quien no estuviera habituado a navegar por estas aguas solía caer hundidos antes de entrar a puerto.

Por tanto, los comerciantes pidieron a la autoridad que construyera algunos fanales ( Farol grande que se coloca en los arrecifes para que su luz sirva de señal nocturna) para que estos pudieran evitar el peligro y asegurar la salvación de sus vidas y de las mercancías.

Sin embargo, no fue hasta 1880 cuando se construyo el primer faro en la ciudad, muy rudimentario pero innovador en la ciudad tal como se explica en la foto adjunta. Posteriormente, recibió algunas reformas en 1884 y en 1895.

Destacar que en 1884 se implanto en Cadiz el primer faro eléctrico de España, tal como contaba el Diario de Cádiz en su edición de 25 de noviembre. "En los talleres gaditanos de los ingenieros La Orden y Bonnet colocaron a estos relojes un mecanismo para que la luz eléctrica brote al legar la noche y que ésta se reproduzca a intervalos fijos. La luz en el faro de Las Puercas dura diez segundos, permaneciendo oculta veinte segundos. Las pilas son del sistema Aniel y los acumuladores, invención de Bonnet y La Orden, se encuentran encerrados en un cuerpo cilíndrico. (...) Los ingenieros están ahora trabajando en la instalación de relojes en Los Cochinos. Con estas mejoras, nuestro puerto ha ganado en seguridad ya que las luces de los bajos pueden verse a once kilómetros de distancia".


Por ultimo, el faro quedó en desuso y fue sustituido por una imagen en bronce de la Virgen del Rosario, patrona de la ciudad y popularmente conocida como "La Galeona" ya que esta imagen solía acompañar a los buques galeones de la Flota de Indias como protección.

Por tanto, actualmente, El faro de Las Puercas está coronado por una reproducción en bronce de Nuestra Señora del Rosario "La Galeona" de aproximadamente 1,70 metros de altura y 189 kilos de peso, sobre el que se han modelado algunos detalles que solo se pueden apreciar de cerca como el Niño, las vestiduras y la corona. En 2008, El Faro de las Puercas pasó a llamarse Torre de La Galeona después de que se aprobara la petición que hizo la Autoridad Portuaria.

FUENTES: DIARIO DE CADIZ, LA VOZ DE CADIZ, UCA Y VARIOS PERIÓDICOS HISTÓRICOS. 

Comentarios