LA CASA CUNA. EL CLÁSICO EJEMPLO DE EDIFICIO ENCANTADO.

Fotografía de Misterios de Cadiz.
Considerado todavía como una de las casas abandonadas mas misteriosas de la ciudad ya que todavía se visita en busca de aventuras y encontrarse con el misterio así como para realizar, por desgracias, actos vandálicos, la antigua Casa Cuna, se fundó en 1.621 como hospicio, luego se llamaría Institución Provincial fue fundada en 1956 y derribada casi en su totalidad, para albergar algún día las dependencias de otro proyecto fantasma ya olvidado, la Ciudad de la Justicia.

Actualmente, todavía sigue siendo un solar infrautilizado en una ciudad que no le sobra espacio libre y lo único que perdura es una pequeña instalación de una sede del Servicio Andaluz de Empleo que desconozco si sigue funcionando actualmente.

El inmueble ha sido usado en varias cosas, todas relacionada con la juventud y la educación en diferentes tipos: una inclusa, un internado, un colegio, una casa de la juventud e incluso una emisora juvenil de radio. Sin embargo, lo que más tiempo estuvo dedicado fue a orfanato y entre sus paredes sufrió uno de los episodios más catastróficos de la historia gaditana, la explosión de 1947.

Dicho orfanato era dependiente de la Diputación Provincial entre las calles Tolosa Latour y Brunete, cuando la explosión del almacén de minas submarinas que el gobierno franquista tenia a escasos metros de focos importantes de población civil provocó que toda la ciudad viviera una de las peores tragedia de su historia y es mas, según la lista oficial franquista, fallecería en la Casa Cuna un total de 18 niños y 9 niñas entre los nueves meses y los nueves años gravemente herido o muertos, unas cincos monjas del orfanato y unas 12 sirvientas.

Posteriormente, estas cifras aumentarían según los distintos medios de comunicación consultado y para tranquilizar a la población que podéis consultar en mi entrada dedicada al tema, el gobierno central construiría la Institución Provincial Generalisimo Franco, que posteriormente se llamaría la Institución Provincial de Cádiz, en 1956.

Por tanto, con todos estos antecedentes no es raro que en ese edificio se produjeran toda una serie de acontecimientos extraños, misteriosos y paranormales estudiados por incontables investigadores, periodistas de los extraño y algún que otro vidente o sensitivo. Igualmente, existen multitud de testimonios de testigos que ha sufrido o padecido estos fenómenos.

Se habla como el de este testimonio recogido en la revista Mas Allá:“apariciones de niñas vestidas con ropajes que cambiaban de color, sombras sospechosas, lamentos, sonidos de pisadas, luces misteriosas, etc...” pero es mas ya que todavía, siendo un solar deshabitado y abandonado todavía hay testimonios que recogen la aparición de luces fatuas, cambios importantes de temperaturas y alguna que otra sospechosa y aislada sombra.

Investigando me he topado con testimonios de profesores y alumnos del centro en diferentes medios especializados en el tema como:

1º Una profesora del colegio gaditano comenta: “se decía que se oían voces y ruidos que no eran normales pero creo que esto formaba parte de los juegos de los alumnos”.

2º El conserje del año 2003 apunta: “las alumnas dicen que ven fantasmas pero nunca he sabido si eran ciertos los rumores”.

3º Una antigua limpiadora de la escuela dice “oíamos portazos sin explicación pues no corría ni pizca de viento ni aire cerca”.

4º Una vez una de las niñas internas después de salir del comedor a la hora del almuerzo, se dirigió a su habitación y se precipitó desde la ventana. Milagrosamente no le ocurrió nada, pero de ese tema se prohibió rotundamente hablar, pues todo el alumnado daba por hecho de que fue empujada por algo anormal que nunca se supo.

Igualmente, cuando el centro pasó a ser un colegio publico, los sucesos continuaron y existen nuevamente testimonios recogidos por la misma revista que afirman que antiguos alumnos del centro tenían una norma no escrita en dicho centro “los profesores nos tenían prohibido hablar de lo que ocurría en el interior del centro ni siquiera de lo acontecido allí en la explosión”.

Es mas, según relata la antigua alumna para la revista, “en el recreo se solía hacer espiritismo en los servicios, con unas tijeras y una Biblia, a veces, las puertas se abrieron y cerraron solas, al igual que las tijeras”. Y Continua: “En otras ocasiones oíamos llantos infantiles e incluso vimos en el patio a monjas de la época de la explosión por sus ropas lo reconocimos que no eran actuales”.

Los sucesos que allí pasaban estaban totalmente prohibido hablarlo tanto por las monjas como después, supuestamente, ya que de esto no he podido confirmarlo, por los profesores del centro, que solían castigar o, al menos, una buena bronca si escuchaba que se estaba hablando del tema en el interior del centro educativo.

Posteriormente, las instalaciones se abandonaron casi en su totalidad pero todavía se conservaba una parte usada por Radio Juventud que posteriormente se llamaría Radio Onda Litoral, donde según cuentan, se llevaron algún que otro susto ya que las internas y el encargado de la radio local vieron: "visiones de religiosas vestidas a la antigua usanza o de niños en las ventanas durante la noche, sonidos imposibles de campanas y de juegos infantiles..."

Por ultimo, la institución provincial se transformo en unas oficinas de INEM y nuevamente se tienen testimonios de limpiadoras y de vigilantes de las instalaciones que padecían sucesos y fenómenos inexplicables casi todos los días.

Imagen actual de la Casa Cuna.
Relatos como el de una limpiadora del turno de tarde que decía que en el INEM tuvo una truculenta vivencia en el sótano del local: “Escuchaba juegos de niños y de una persona adulta que les hablaba fue corriendo a contárselo a las demás y algunos pudieron escuchar los llantos y voces infantiles así como de las monjas”.

Otros trabajadores de la oficina han comentado para diversos medios de comunicación lo siguiente: “Se rumorea que se escuchan voces, niños llorar o incluso que las sombras de aquellos que un día fallecieron allí deambulan por la antigua casa cuna”.
Sin embargo, en pleno siglo XXI todavía existen testimonios de apariciones, luces y presencias misteriosas recorriendo todo ese entorno y la "psicosis" en torno ha este lugar revivieron cuando se encontró una necropolis romana durante el proceso de desescombro y nuevas cimentaciones.

Por supuesto, este fenómeno fue recogido por Iker Jimenez y su equipo de periodistas e investigadores de Cuarto Milenio y Milenio Tres  provocando con ello un renacer del espíritu aventurero de los actualmente llamados pre-adolescentes en su búsqueda de aventuras y experiencias que les suba la adrenalina tal como se hacia antaño.


FUENTES CONSULTADAS: DIARIO DE CADIZ, LA VOZ DE CADIZ, LAS PAGINAS Y BLOGS: MISTERIOS DE CADIZ.COM, CADIZ DIRECTO.COM Y REVISTA MAS ALLÁ.

Comentarios