EL FAMOSO ROSWELL GADITANO.

Fue uno de los grandes casos ufologicos de la España reciente y que generó mucha polémica en prácticamente todos los estratos sociales del país.

Así fue como comenzó en el verano de 1996, una enorme oleada de avistamientos de luces, bolas y OVNIs que sacudieron toda la península, sobre todo, en Galicia y Andalucía.

Nuestra historia comienza cuando una gran cantidad de testigos pudieron ver como en la zona de Los Caños de Meca, Barbate y Vejer pudieron observar como una enorme luz multicolor caía en el interior del Parque Natural de las Breñas, cerca de la zona conocida como de San Ambrosio.

Fotografía extraída del Ojo Critico
La mayoría de los residente dedujeron que fue un meteorito y así algunos de ellos que conocían la zona fueron a rastrear hasta el lugar para encontrarlo.

Pero la sorpresa fue mayúscula, cuando encontraron un ejercito de militares en la zona, ese fue el caso de Juan Rivera Domínguez, Francisco López y su hijo, así como del agricultor Gaspar Amaya así fue como de sus testimonio recogido por Manuel Carballal y difundido por Jose Manuel Garcia Bautista.

Fotografía Extraída del Ojo Critico
Sin embargo, a pesar de los múltiples testigos y observadores del fenómeno tuvo un inconveniente que ocasionaría que el suceso fuera parcialmente difundido en los medios de comunicación ya que solo algunos de estos medios difundieron la noticia y los que lo hicieron con grandes imprecisiones y con datos totalmente parciales y/o manipulados y sin interés en lo que se relataba.

Foto por satelite.
www.revistanaval.com
Ademas, el objeto estrellado, como he indicado anteriormente se estrello en el Parque Natural de las Breñas y Marisma de Barbate pero en una zona complicada ya que este lugar se encuentra muy cercano a la zona militar del Retin y, por ende, comenzaron los rumores y conspiraciones.

Por tanto, cuando Germán Amaya, campesino que se encontraba en el campo con su ganado, relató para Juan Jose Benitez; "empezó a observar un extraño comportamiento de los animales ya que estaban muy nerviosos. En ese momento pudo escuchar un fuerte zumbido y observar un artefacto metálico en el cielo que pasó en varias ocasiones por encima de su cabeza a pocos metros de altura". Germán asustado se escondió en unos arbustos que había por allí, mientras su ganado salía espantado de la zona.

En ese momento, según declaró el testigo: “pude ver como el OVNI se estrellaba y provocaba una gran explosión”. Instantes después afirmó como dos helicópteros militares americanos, (la tergiversación de la historia ha llevado a indicar que eran de color negro) empezaron a sobrevolar la zona y aquello empezó a llenarse de soldados que tardaron escasos minutos en acordonar toda la zona.

Willy Meyer.
Inicialmente, el ganadero no supo decir de donde provenían los militares pero por su corpulencia y "hechuras" supuso que eran norteamericanos provenientes de la Base de Rota. Sin embargo, también había un nutrido grupo de Guardia Civiles españoles, recogieron todo, hasta la más mínima prueba material de lo sucedido en el lugar así como todos los objetos extraños.

Igualmente fue el testimonio de Juan Rivera Domínguez, agricultor de profesión, que se encontraba en su finca de Vejer de la Frontera. Según su relato, "escuchó un gran zumbido proveniente del cielo y cuando miró hacía arriba, observó un objeto metálico que pasó por encima suyo a unos cien metros de altura".  Otro testigo, fue Francisco López, que indicó que "el OVNI era metálico y medía aproximadamente entre dos y tres metros de largo. Se desplazaba sin rumbo concreto dando bandazos de un lado a otro, parecía había perdido el control".

Sin embargo, oficialmente desde los distintos estamentos públicos negaron todo e incluso se llegó afirmar que esos eran cuentos de catetos de campo.

El tema fue creciendo en los medios especializados ufologicos y por sus características eran similares al ocurrido en Roswell, Nuevo México y conocido como el Roswell de Vejer/Barbate, a veces, lo sitúan indistintamente pero considero que hablan del mismo suceso. En fin, cosas de la España de entonces y ¿de ahora?.

Por consiguiente, uno de esos campesinos, lejos de que lo tildaran de loco o ignorante decidió presentar una demanda en el juzgado de guardia y es cuando este espinoso tema llega a manos de la agrupación local de IU que se interesó en el caso y se presentaria como acusación particular ya que, al investigar los hechos, pudo comprobar que en ese asunto había mas de lo que se afirmaba.

El tema y la rumorologia fue creciendo, sobre todo, por la opacidad del Ministerio de Defensa y de Interior que seguían negando que objeto alguno se estrellara por esa zona y mucho menos que militares norteamericanos salieran de la Base de Rota para recoger dichos objetos.

Todas esta negativas oficiales, llevaron al diputado de IU, Willy Meier a presentar una interpelación al Ministerio de Defensa en relación con el siniestro, obteniendo la respuesta de que "no había constancia de movimientos algunos del ejercito español o americano por la zona en esos días".

Los artículos especializados se multiplicaban e incluso se llegó a afirmar que los militares americanos habían recogidos artefactos artificiales de origen extraterrestres, naves espaciales e incluso que algún alienigena similares a los "recogidos" en Roswell.

El caso fue alimentándose cuando el diputado, Willy Meyer, dirigió una interpelación parlamentaria al gobierno para exigir que se explicase como era posible que "tropas extranjeras recogiesen restos de aeronaves no identificadas en suelo español, sin el conocimiento de las autoridades".

Según consta en el Boletín del Congreso del 13 de agosto de 1998, y la respuesta del Ministerio de Defensa a dicha pregunta del diputado Meyer fue: “Efectuadas las averiguaciones oportunas por los órganos competentes en la actividad aérea en la zona de referencia, lo que incluye al Servicio de Operaciones de la U.S. Navy en la Base Naval de Rota, el Ministerio de Defensa no ha encontrado ninguna constancia relativa a este incidente”. Con un par....

El tema fue zanjado y "olvidado" pero entonces llegaría el investigador Manuel Carballal cuando consiguió recoger de un testigo diez fotografía y el suceso dio un vuelco increíble ya que a parte de innumerables testigos presenciales, que vieron la recogida de dichos restos del estrellamiento, de las maniobras militares y los guardias civiles, se añadía ahora pruebas físicas y gráficas del suceso.

En dichas fotografías, tomadas por un vecino de la zona, se puede ver como los militares recogen “un extraño objeto triangular”, como se ven dos helicópteros CH-46 recogiendo los restos así como un amplio despliegue de militares norteamericanos en toda la zona.

Nuevamente, el grupo de IU presentó una nueva interpelación en el Congreso y ante las nuevas evidencias, presentada por Izquierda Unida, la respuesta de Defensa, y según consta en el Diario de Sesiones, celebrada el 12 de mayo de 1999 en el Congreso de los Diputados, justo el día que se presentaron las diferentes candidaturas para las elecciones al Parlamento Europeo, el Secretario de Estado de la Defensa reconoció que, "como evidencian las fotos aportadas por Meyer, efectivamente un avión espía del tipo RPV se estrelló en San Ambrosio, y fue recogido por efectivos militares de la Base de Rota".

Por consiguiente, el OVNI era mas terrestre que extraterrestre ya que era uno de los primeros aviones espía no tripulado del tipo RPV, (un vehículo pilotado a control remoto) tan habituales hoy día pero desconocido en los años noventas. E incluso, según afirma Manuel Carballal en su pagina El Ojo Critico, entre las fotografía ofrecidas por el agricultor gaditano, "se distinguen con todo detalle piezas del avión espía, como su cámara de vídeo".

Posteriormente, se pudo saber, en declaración de algunos testigos presenciales que no contaron nada por miedo ya que, según se relata en diferentes medios consultados, efectivos norteamericanos intentaron acallar, e incluso comprar, el silencio de dichos testigos, uno de los cuales había descargado su carrete fotográfico, incluso mientras los helicópteros recogían los restos.

Por supuesto, los medios intentaron rebajar hierro al asunto e incluso en el Diario de Cadiz, quiso restar importancia al suceso y desdeñaron lo que durante años muchos investigadores intentaron aclarar el asunto, algunos con poca fortuna y tergiversando el asunto, pero permitiendo que dicho suceso no quedara en el olvido.

Por tanto, dar la enhorabuena por esos políticos que, tal como afirmó un diputado de IU, "no permitieron que los americanos actuaran en Andalucía como si fuera un cortijo de su propiedad". O la pregunta que actualmente muchos investigadores se hacen; si en los noventas ya se experimentaba con prototipo de drones y naves espías tele dirigidas, ¿que nuevos artefactos y maquinas experimentales no estarán surcando los cielos actualmente?

Termino esta larga pero interesante entrada con la afirmación que decían en la mítica y relanzada serie, Expediente X "la verdad esta ahí fuera".

FUENTES CONSULTADAS: EL OJO CRITICO, CADIZ DIRECTO, PAGINA OFICIAL DE JUAN JOSE BENITEZ, DE JOSE ANTONIO CARAVACA, LA REVISTA AÑO CERO, LA REVISTA NAVAL.COM, DIARIO DE CADIZ, EL PAÍS, EL MUNDO, EL CORREO DE ANDALUCÍA Y LA HEMEROTECA ABC ASÍ COMO EL DIARIO DE SESIONES DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS.

Comentarios