LOS TEATROS/CORRALES DE COMEDIAS.

Con esta entrada comienzo una nueva serie de artículos históricos con un tema apasionante, los Corrales de Comedias. Muy de actualidad últimamente, gracias a la serie de televisión, El Ministerio del Tiempo.

Para empezar, un  Teatro de Corral de Comedia, según la santa Wikipedia "era un modelo de Teatro publico aparecido entre los siglos XVI y XVII, ubicado la mayoría en patios y corrales interiores permanentes que separaban los edificios de vecinos en las principales ciudades españolas y luego de la América hispana. Gracias a estos Patios o Corrales se desarrollaron fundamentalmente la dramaturgia del Siglo de Oro, con autores como Lope de Vega, Tirso de Molina y Pedro Calderón de la Barca, y en sus instalaciones disfrutó el pueblo, junto a reyes, nobles y prelados".

Pues bien, el primer local, según distintas fuentes consultadas, que hubo en Cadiz destinado a estas representaciones fue a finales del Siglo XVI, el situado frente a la calle Feduchy, cercano a la altura del Palillero, de ahí, que desde el año 1666, fue denominada "calle que Baja de las Comedias" y mas tarde, sobre 1680, la denominaban "calle Comedias", hasta en 1888 que fue rotulada como "calle Feduchy".

Hoy día, nada queda de aquel teatro de Comedias, conocido años después con los nombres de Coliseo Español y Teatro Principal, cuyo último precedente fue el recordado por muchos "Cine Municipal" que terminó convertido en lo que es hoy un multicine, un comercio de ropa y el Centro Social de la Mujer.

Sin embargo,  En la calle Feduchy vemos una placa con su anterior nombre Calle Comedias que se resiste a ser olvidado y no es casual ya que la importancia de este teatro fue tal que, según las fuentes consultadas, llegó a ser muy importante y relevante en el siglo XVII pues incluso unos empresarios del teatro del Hospital Real de Lisboa solían venir a Cádiz para contratar a las compañías de cómicos que en el teatro gaditano actuaban.

Pero mirando entre las calles contiguas, seguimos recogiendo mas pistas, ya que en la calle Barrié podemos ver un azulejo debajo que pone "calle del Vestuario", y es que durante mucho tiempo, desde 1707, esta calle fue conocida como su nombre indica y mucho años antes como "Calle de Vestuario de las Comedias" la razón era que en esta calle se encontraba la puerta de entrada de los cómicos, a la espalda de la plaza del Palillero. Igualmente, en este lugar se concentraba las personas que a pie, en carrozas o en sillas de mano acudían a disfrutar con las obras de Lope o de Calderón.

El creador de este importante Teatro cómico fue el licenciado medico Don Gaspar Toquero que llegó a la ciudad en 1599 como medico de los Cabildos Eclesiásticos y Municipal y al ver la  enorme afición de los gaditanos a las representaciones teatrales y su característico sentido del humor y su alegría, que se le va hacer, esta etiqueta nos ha acompañado toda nuestra historia. Por supuesto, también, al ver que el existente corral de comedias no reunían las calidades adecuada, vio un importante nicho comercial por explotar.

Así pues, el cordobés decidió construir uno nuevo que reuniera mejores condiciones y tras realizar diversas gestiones solicitó la autorización para levantar dicha construcción, concluyendo las obras en el año 1611 puesto que tuvo importantes facilidades por parte de las autoridades gaditanas.

El nuevo Corral de Comedias se encontraría situado en la calle Novena, en la finca número 24, en aquel tiempo, muy cercano al lugar donde se encontraba el cine Municipal, la inauguración de dicho local constituyó un importante acontecimiento en la vida de la Ciudad, tan escasa en aquellos tiempos por diferentes brotes de cólera.
Por ultimo, según parece el sostenimiento del teatros de Comedia se sufragaba con cuotas mensuales de sus socios y por el pago de las localidades según se señalaban en los carteles de las obras, que variaba de acuerdo a la importancia o categoría artística de la función.

Por supuesto, este no fue el único teatro de este estilo ya que donde estaba la antigua sede del Diario de Cadiz se ubicaba el Teatro de la Comedia Francesa, en el siglo XVIII que fue una sensación en la ciudad ya que representaba obras interesantes, novedosas y aperturistas muy poco habituado en el mundo cultural español del siglo XVIII.

Es mas, en la calle Navas, antiguamente Angel del Mentidero, vivían muchos de los franceses que trabajaban en dicho teatro; músicos, actores, bailarines y personal del teatro, muchos de ellos con su característico acento francés, que hoy en día todavía podemos escuchar por las decenas de ERASMUS franceses que nos visitan todos los años, gracias a la cercanía del Campus Universitario cercano de la UCA.

Por supuesto, los corrales de comedias estuvieron en muchos otros puntos de la provincia de Cadiz y tenemos algunos tan importantes como el corral de comedias de Jerez de la Frontera o el de Sanlucar de Barrameda pero eso lo dejo para próximas entradas así como de la importancia artística y teatral gaditana representado hoy en día en el Gran Teatro Falla.

FUENTES CONSULTADAS. DIARIO DE CADIZ, LA VOZ DIGITAL, COSAS DE CADIZ, COSITAS MIAS. BLOGSPOT.COM, GENTE DE CADIZ.COM, WIKIPEDIA Y LOS LIBROS:

Comentarios