AQUELLOS PRODUCTOS DE FARMACIA.

En una aventura literaria anterior realice los inicios de la farmacias en Cadiz, su importancia en la ciudad y alguna que otra curiosidad que podéis leer al final de este texto pero en esta entrada me voy a centrar en los productos, ungüentos, elixires y formulas magistrales que se vendían en aquellas farmacias de principios del siglo XX.

Estos productos se publicitaban en los principales medios de comunicación, en nuestro caso, en el Diario de Cadiz y otros medios locales como podrán leer, los anuncios eran muy curiosos para atraer la atención de los lectores, puesto que eran auténticos charlatanes de ferias como se hacia en este capitulo de los Simpsons.

Yo he escogido una selección de los anuncios farmacéuticos que mas se repetían a lo largo de 1922 a 1927 en los periódicos gaditanos. Destacan productos de todos tipo, desde como curar el resfriado y el catarro hasta productos contra la impotencia sexual en los hombres.

Igualmente, en el primer tercio del siglo XX se introdujeron los primeros barbitúricos, los arsenicales y la insulina, pero no fue hasta los años cuarenta cuando comenzó la introducción masiva de nuevos fármacos que aportaban posibilidades enriquecedoras, tal es el caso de los compuestos derivados del mercurio y el plomo, muy usados durante la segunda mitad del siglo XIX hasta compuestos radiactivos usados en las primeras décadas del siglo XX.

En algunos casos las sustancias se destacan por ser elementos curativos en aquella época pero inusuales actualmente como el chocolate, el tabaco y la quinina y en otros se desarrolla un amplio espectro de usos actualmente políticamente incorrecto e incluso prohibidos como los opiáceos y la cocaína.

Así pues, comienzo con "Los emplasto del Dr. Wynter" se decía que era un producto llegado desde Nueva York pues su patente era de este lugar pero tengo la certeza que dicho producto era producido en masa por los Laboratorios Núñez en Vigo y dicho producto servia tanto para un roto como un descocido, vamos para cualquier cosa que se te ocurriera.

Continuo con un producto que si era originario de los Estados Unidos cuya patente era de los años 80 del siglo XIX. En España estaba preparado por F. Ruíz Capillas, un farmacéutico catalán.

Considerado actualmente como una bomba de hierro ya que el producto principal era el "ferrous sulfate" que se usaba en el tratamiento de la anemia por deficiencia de hierro (falta de células rojas de la sangre debido a cantidad pequeña de hierro en la sangre).

Otro producto era el logrado por el doctor Henri Edmond Canonne que inventó en 1900, la mundialmente famosa pastilla Valda, con la idea de crear un nuevo medicamento para calmar las infecciones respiratorias.

La preocupación del doctor Henri por aliviar los síntomas de las enfermedades respiratorias a comienzos del siglo XX, responde al gran número de afectados por esta sintomatología. Actualmente, todavía se venden dichas pastillas en muchos lugares del mundo y en España siempre estuvo presente hasta  mas o menos 1988 como pueden ver en este anuncio de televisión española.


Sigo con Purgyl, un producto similar a lo que actualmente seria el Vick Vaporub, se vendían en cajitas de metal y por supuesto, todos sus elementos venían en francés, el idioma elegante y culto pro excelencia en aquella época, pero también por que la mayoría de dichas cajitas eran exportadas de este país.

El elixir Bertran era un producto tan milagroso que curaba hasta la epilepsia, entre sus componente se encontraba el bromuro potásico así como 10 centigramos de pepsina, pancreatina y diastasa, 5 centigramos de gotas amargas de Beaume y termina el elixir con 2 centigramos de ácido clorhídrico, vamos un milagro químico.

Finalizo con las Pastilla Morello, una bomba química puesto que entre sus componentes se usaba cloro-boro sódicas con mentol y ojo al dato, cocaína. Curiosamente, dichas pastillas estuvieron hasta los años 60 presente en  España como podéis ver en el spot.


Por supuesto, todos estos productos se vendían en farmacias gaditanas como la ubicada en la calle Ceballos, la Droguería Matute, la farmacia de la plaza Isabel Segunda pero también existe producto durante aquella época netamente gaditano....Pero eso es otra historia que publicaré en próximas entradas.


FUENTES CONSULTADAS: WIKIPEDIA, DIARIO DE CADIZ, ABC, DIVERSOS PERIÓDICOS HISTÓRICOS Y LAS PAGINAS WEB; PHARMAKOTEKA.UB.EDU; HISTORIA DEL MEDICAMENTO.ES; WWW.DRUG.COM

Comentarios