LO JAPONES SE LLEVA EN CADIZ.

En la ciudad de Cadiz existe una gran tradición a la cultura japonesa desde tiempos inmemoriales cuando una delegación de Japón comandada por el samurái Hasekura Tsunenaga por orden del señor feudal Date Masamune. Todo ello fue en 1614, la expedición Keichō desembarcaría en Sanlúcar de Barrameda y subiría el río Guadalquivir hasta Coria del Río. Días después, la comitiva fue recibida por las autoridades de la ciudad de Sevilla pero todo ello puedes leerlo con detalle en este enlace de lo que ocurriría, las anécdotas y otras cosas relatadas por las crónicas de la época y relatada en este blog.

A raíz de ese hecho histórico existen en Cadiz el apellido Japón, muy extendido en Andalucía Occidental, sobre todo, en Corial del Rio y otras localidades sevillanas como Espartina o Sevilla capital.

Sin embargo, Cadiz cuenta hasta con cuatro restaurantes dedicado a la comida japonesa Tataki Sushi & Gastrobar, el Maumau, el clásico gaditano Gadisushi y SAKURA ellos ofrecen comida japonesa con sushi y otras especialidades japonesas pero también orientales como china, thailandesa, asiáticas y vegetarianas.

Igualmente, los productos gastronómicos netamente gaditanos como el atún rojo de almadraba, muy codiciado por la cocina japonesa y también aprovechado turisticamente en la levantá, donde algunos adinerados turistas japoneses en ocasiones suelen asistir con cámara y todo.

Aun así, como indica Jose Diego Ramirez; los japoneses son buenos gestores y el precio que pagan ha bajado últimamente y su idea es vender el atún a comisión y hacer una sociedad en el mismo Japón para defender sus intereses de mercado.

Otro producto también muy codiciado es el pulpo de la bahía de Cadiz, muy distinto del gallego y ya se esta abriendo paso en la industria marítima gastronómica de Japón.
Todo ello llevó a que una televisión japonesa NHK realizara un reportaje "Un libro que viajaba". El equipo de la televisión japonesa estuvo grabando en Cádiz, pasando por la Torre Tavira, la Catedral o la Oficina Municipal de Turismo. También han estado filmando en el tren de cercanías entre Jerez y Cádiz y en la estación, ya que suponen que el primer propietario del libro llegó a Cádiz procedente de Jerez en tren. También estuvo grabando en Arcos y Jerez, donde visitaron las Bodegas de González Byass y la Real Escuela Andaluza de Arte Ecuestre.

A nivel cultural la provincia de Cadiz tiene muchas vinculaciones con Japón ya que varios escritores tanto japoneses como españoles han realizado libros relacionado con ambas culturas. Por un lado, tenemos a Naka Hiromasa conocido como Osaka Go, escritor japonés, de 43 años de edad, que hace unos meses fue galardonado con el Premio Naoki, uno de los más reputados de Japón, por su novela de aventuras, intriga y amor basada entre Cádiz y Tokio, bajo el sugestivo título de "Kadisu no akai hoshi" (La estrella roja de Cádiz).

A pregunta de un periodista gaditano le preguntó; "¿Por qué Cádiz?" y su respuesta fue esta; "Porque me gustó mucho desde el primer momento por ser la ciudad del cantaor Aurelio Selle, por el aire y el ambiente que se respira y porque me encanta caminar por sus estrechas calles de piedra".

En dicho libro se relata una trama de la aventura de un célebre artesano de guitarras clásicas, José Ramos Valdés, que decide viajar a Japón con dos objetivos: enseñar él los trucos de la fabricación de guitarras y buscar la célebre guitarra Estrella Roja, robada por japoneses, por su incrustación de un rubí rojo en su parte superior. También es una trama histórica contemporánea donde se describe últimos años del franquismo, una trama de relación entre el grupo terrorista del FRAP y el Ejército Rojo japonés y la preparación de un atentado para asesinar a Franco.

Por otro lado tenemos la novela "El guerrero a la sombra del cerezo" de David B. Gil, una novela histórica japonesa desde Cádiz. El libro describe la historia de una devoción, pero también la de una obsesión: la de ofrecer a través de una ficción literaria una visión fidedigna del Japón de comienzos del XVII, un país que comenzaba a embocar una paz militar tras más de dos siglos de guerras civiles.

Esta novela se presenta en el festival manga de 2017 de Cadiz como uno de los actos culturales del festival manga gaditano que este año tiene la participación de la embajada de Japón en su promoción turística de su país.

También participara la Asociación Cultural Japonesa Isshin y su creador Ivan Rigual ya que su gran pasión a las artes marciales, en concreto el Aikido, y su admiración por todo lo relacionado con las tradiciones del país del sol naciente le llevaron a crear esta asociación.

Por ultimo, tenemos a varios emprendedores que han hecho de su relación con el Japón su negocio, así pues tenemos a David Guerrero, un isleño que lanzo en Japón, Vinomio, una empresa que vende vinos gaditanos en Japón cuando consiguió que en 2012 consiguiera una licencia para poder exportar vinos gaditanos.

Este arqueólogo gaditano a través de una beca ERASMUS conoció en Edimburgo a Nao, una joven japonesa que cursaba un master en escultura de madera. Dos años después, en 2003, se casaron y actualmente tienen dos hijas: Lone e Iruma.

Su negocio se ha expandido a otros productos como "los aceites de oliva virgen extra, los jamones, las aceitunas e, incluso, las tortas de aceite".

También tenemos a Mayte Antúnez, especialista en flamenco que intenta desvelar los misterios del flamenco a los japoneses a través de sus conferencia “El flamenco en Japón”, celebrada en el Instituto Cervantes de Tokio y basada en su investigación para su tesis doctoral.

La doctora Antúnez ha explicado que el enorme éxito que tiene el flamenco en este país se debe a que “los japoneses tienen una forma de entender la vida y el ser en el que se hace imprescindible el autodesarrollo a través de cualquier acción que implique el crecimiento personal, ya sea con enfoque artístico, académico o cultural”.

En fin, como pueden leer la cultura japonesa y la gaditana se entrelazan fuertemente y para terminar esta entrada muy nipona os dejo con una invitación para que se den una vuelta por el Festival Manga de Cadiz, en el Castillo de San Sebastian y con estos poemas japoneses, los famoso Haikus.

Costilla de Adán:                                       Seducen olas                              Qué bastinazo,

¡la misma caballita                                Enseñan las enaguas                       Por la Caleta

sirve de carná!                                        El mar se excita.                         Con el mío ragazzo.

(Javier Osuna García. Cádiz)           (Sol Santamaría Cid. Cádiz).            (José Mª Rodríguez                                                                                                                                                              Matarredona. Cádiz)

FUENTES CONSULTADAS: EL MUNDO, DIARIO DE CADIZ, LA VOZ DE CADIZ, ANDALUCIA INFORMACION, ABC, LA FUNDACION FERNANDO QUIÑONES Y LAS PAGINAS: CAO CULTURA.COM, WWW.ISSHINGROUP/ISSHIN-DOJO, ECOTEUVE.ES, WWW.TOKIO.CERVANTES.ES Y FUNDACION DE LA JUVENTUD AYUNTAMIENTO DE CADIZ, FESTIVAL MANGA DE CADIZ Y EL LIBRO:

Comentarios