LA GRAN HISTORIA DETRÁS DEL MONOLITO.

En la plaza de las tortugas existe cercano a la fuente un viejo monolito que perteneció en los años 60 a un monumento que conmemoraba a los soldados fallecidos en la guerra de África. En dicho monolito de piedra había una placa de bronce donde se detallaba la efemérides pero un día dicha placa de bronce fue robado y el consistorio gaditano nunca repondría manteniéndose semiabandonado dicho monolito de piedra.

Así pues, el ayuntamiento de la exalcaldesa Teofila Martinez decidieron reutilizar dicha piedra para conmemorar un hecho histórico oculto con el paso del tiempo en 2013 donde en tres parte se puede leer diferentes grabados. Por un lado se lee: "A Moshe Yanai y judío que salieron de Cadiz en 1944. Judería. Cadiz. TK" por otro lado se puede leer: "A Ángel Sanz Briz, el ángel de Budapest. 2013" y por ultimo, en la parte posterior se puede leer: "Nyassa. Guiné"

Pues bien, curiosamente algunos conocen ciertos datos aislados y algún que otro fan de la historia de Cadiz sabrá la curiosa historia que cuenta este monolito e incluso en mis visitas guiadas con la empresa CICERONES GADITANOS he relatado la historia que cuenta este monolito pero en esta entrada voy a contaron que hay detrás de este monolito siempre lleno de velas y piedras.

Todo comienza tras la finalizacion de la Guerra Civil Española y el estallido de la II Guerra Mundial donde nuestro país se declaró "neutral" para el mundo pero curiosamente participaríamos muy activamente para ambos bandos puesto que algunos dirigentes de la dictadura franquista eran pro-nazis, dejando morir a cientos de judíos españoles, como se narra en el libro de Eduardo Martín de Pozuelos " El Franquismo, cómplice del holocausto" mientras que otros eran simplemente, unos chaqueteros que solo se acercaban al árbol que mas sombra daba.

Así pues nuestro país se convirtiría en lugar de transito para muchos refugiados políticos y judíos que huían de la Europa ocupada por los nazis y después de acabar la guerra, nuestra nación seria lugar de refugio y escape de muchos perseguidos por crímenes de guerra nazis.

Por tanto, el puerto de nuestra ciudad se convirtió en lugar de paso para muchos buques de guerra nazis e italianos pero también durante la guerra nuestra ciudad seria el lugar escogido, entre otras poblaciones como Vigo, Barcelona y Bilbao, para "expulsar" a los expatriados judíos. Los destinos eran diversos como Estados Unidos, Marruecos, Palestina, etc....

Por ello, algunos políticos y diplomáticos españoles así como de otras nacionalidades intentaban salvar a los judíos de un cruel y terrorífico final, los campos de concentración y exterminio, entre estos salvadores se encontraba el político español Ángel Sánz Briz, el llamado "ángel de Budapest" que consiguió salvar nada menos que de 20.000 a 35.000 judíos e incluso algunas fuente indican que en el total de políticos y diplomáticos españoles la suma supera los 55.000 judíos que pudieron salvarse por los diplomáticos Españoles ya que el gobierno español, a pesar de la amistad con Alemania, no les rechazaría al llegar al país, simplemente como afirma Bernd Rother en el libro "Franco y el holocausto"; "la postura de España respecto a los refugiados de la Segunda Guerra Mundial se caracterizó por su disposición a concederles visado de tránsito, a la par que trataban de impedirles una estancia duradera". Todo ello fue gracias a la singular interpretación que hizo Ángel Sánz Briz de un decreto promulgado por Miguel Primo de Rivera en 1924 sobre los judíos sefardíes, herederos de los expulsados por la Corona de España en tiempos de los Reyes Católicos, a los que se le reconoce el derecho a tener la nacionalidad española.

Así pues, usando este subterfugio muy típico de los españoles, transformaría 200 salvoconductos en 5.200, salvando a todos aquellos judíos húngaros de una muerte segura. Por supuesto, dicho decreto fue derogado en 1930 pero Ángel Sánz Briz se acogió a él aunque supiera de sobra que estaba derogado pero como los alemanes, en su mayoría, no conocían la historia de España y su legislación, pues se aprovechó de su valentía y arrojo siendo un mérito digno de alabar.

Por tanto, este subterfugio legal seria usado por otros diplomático españoles contrarios a la exterminación judía pero siempre con la máxima discreción ya que en aquellos tiempos se cumplía la máxima "amigos de todos, amigos de nadie". Ya que si el gobierno fascista de Franco descubría que Alemania sabia que algún diplomático español ayudaba abiertamente a los judíos, "se le caía el pelo".

Por supuesto, en los últimos años de guerra desde 1940, la "American Jewish Joint Distribution Committee" (Comité de Distribución Conjunta de Judíos Americanos) , realizaría varios transportes y traslados de judíos fugados de diferentes lugares ocupados por los Nazis y en muchos de esas misiones de traslados usarían España.

Entre esos viajes se encontraría el traslado de 1200 judíos partiendo de Sevilla el 6 de agosto de 1941 y haciendo escala en Lisboa, La Habana y Las Bermudas llegarían a Nueva York el 12 de septiembre de 1941. Según cuentan las crónicas de la época el "Joint", como era conocido en sus inicios, tuvo tan poco tiempo de preparar el viaje del buque, conocido como Navemar, de la compañía sevillana Ybarra y vendida tras pasar por la Armada Española en 1932 a la "Joint" que no tuvieron tiempo de limpiarlo originando, entre otras cosa, la muerte de seis personas y la mayor parte del pasaje enferma de tifus.
Submarino Barbarigo.

Sin embargo, en el viaje de regreso de la fragata Navemar llegaría a Cadiz, el 23 de enero de 1942 y el buque fue torpedeado y hundido por el sumergible italiano "Barbarigo", a unas 300 millas de Cadiz salvándose 34 tripulantes y muriendo por ahogamiento otros dos. Por cierto, el tema de los submarinos y sumergibles italiano fue relatado en este blog que puedes leer en el siguiente enlace para conocer esta parte "poco contada" de la historia de Cadiz.


Gouverneur General Lepine
Pero la Joint no se quedaría ahí ya que después del buque Nyassa, de la que hablaré mas adelante, llegaría  el buque “Gouverneur General Lepine” fechado el 21 de junio de 1944 que trasladaría entre 1400 a 1500 refugiados franceses de origen judío con visado de refugiado para enviarlos desde Formigal en los Pirineos, cruzar toda España y embarcarlos en Cadiz en dicho buque francés para llevarlo a un territorio seguro como Argel. Pero las autoridades alemanas se dieron cuenta y las autorizaciones "oficiales" al gobierno español fueron canceladas por las presiones Nazis. Así pues, toda la operación se tuvo que realizar en secreto y al desobedecer el buque Gouverneur Général Lépine las ordenes alemanas, fue atacado por bombarderos nazis y aunque causaron serios daños pudieron continuar con su travesía y llegar al puerto de Argel cuatro días después. Todo ello esta publicado en diferentes telegramas de la oficina de Estado de los Estados Unidos dejando dicho enlace para el que desee leerlo (por supuesto, en ingles) 

Samuel Sequerra.
Judio "salvado"
por Sequerra
Pero seria a partir de 1944 cuando el delegado de la Joint, Samuel Sequerra, conocido como el "Ángel de los pirineos" nacido en 1913 en Faro (Portugal), este hombre era un economista judío que trabajaba para el gobierno portugués y que en noviembre de 1941 desembarcaría en Barcelona con el cargo de "oficial delegado de la Cruz Roja portuguesa" por supuesto, todo era una tapadera digna de una historia de espías puesto que su objetivo real era abrir una sede de la American Joint Distribution Committee (JDC).

Samuel John Gurney Hoare.
Embajador de UK en España. 1944
El gestionaría todos los permisos para abandonar el país y organizaría los convoyes de refugiados judíos que zarparon hacia Palestina, entre ellos estaba, el realizado el 15 de enero de 1944 cuando el barco Nyassa, procedente de Lisboa y con destino Haifa trasladaría a 560 personas, la mayoría serian los salvados en Budapest por el diplomático español Angel Sánz Briz, "el ángel de Budapest".

Pero su llegada a Cadiz no fue un camino de rosas ya que la mayoría de estos judíos provenían de diferentes campos de concentraciones de la España franquista y al llegar a Cadiz fueron alojados en el famoso Hotel Playa Victoria, el mas alejado de la ciudad en aquella época, pero no como ciudadanos libres, sino bajo la atenta mirada de las Fuerzas de Orden Público franquista ya que esas personas eran mas un problema que un acto de humanitario aunque, todo hay que decirlo, España fue de las pocas naciones que ayudaría realmente a los judíos en su huida puesto que Suiza echaba a su suerte a los perseguidos cuando entraban en su territorio.

Buques Nyassa y Guiné.
Posteriormente, después de la expedición francesa se realizaría otro en el vapor portugués "Guiné", el 26 de octubre de 1944 a las ¡¡¡4 de la mañana!!! donde levantaría ancla, izaría su bandera blanca y azul y emigraría cargado con 755 judíos procedentes de Francia y Hungria entre otras poblaciones.

Todos ellos cruzarían los pirineos de forma ilegal, recogidos por Sequerra y en pequeños grupos recorrerían España por los campos de concentración así como por otros medios como en casas refugios ofrecido por algunos colaboradores españoles de la JDC y la Cruz Roja Española.

Documento que prueba
el paso del buque
Nyassa por Cadiz.
Las referencias que pueden encontrarse tanto en los comunicados de la agencia Efe como en La Vanguardia omiten que el Nyassa hiciera escala en ningún puerto español y en Diario de Cadiz solo viene una información muy reducida del asunto en su publicación del 3 de febrero de 1944 que dice: "Ha sido el primer buque que cruzó el Mediterráneo sin escolta desde que comenzó la guerra. Los beligerantes le habían concedido el paso libre".

Pero en el Archivo Histórico Provincial de Cadiz se guarda un importante documento sobre el tema fechado el 22 de enero de 1944, donde el Director General de Seguridad en Madrid envía al Gobernador Civil de Cadiz, Ricardo Zamora, un telegrama con una lista de personas consideradas "apátridas" por el gobierno de franquista y que indica: "Irán en expedición que saldrá próximamente de este puerto -señala la nota-. Ruégole compruebe salida, dándome cuenta". según se recoge en una noticia de Diario de Cadiz. Cuatro días después, el comisario jefe notifica su partida. La siguiente noticia que se tiene del Nyassa es su llegada "sin novedad al puerto de Haifa con 900 refugiados judíos".


En dicha lista de "apátridas" vienen los siguientes nombres: "Marcel Josef Gildrert, Selbart Berec Frida, José Hogge Hayon, José Palomo Sagués (Josef Palombo), Jacob Gutchein, Max Gutchein Balsan, Jacomo Benffrain, José Isidoro Balu Kerbes, Rudolf Heymann y Alberto Adjiman Galimidi (Tio de Moshé Yanai)". Dicho documentos se puede consultar con la signatura "Documentación del Gobierno Civil. Sección: Orden Público. Serie: Extranjeros. Expediente: 98/29".

Sin embargo, en Cadiz también llegarían muchos judíos "solitarios" o en familia a los despachos de las navieras de la capital donde se acogían multitud de solicitudes de judíos en busca de un pasaje para América, con documentación falsa y nombres cambiados o falsificados.

Muchos son los nombres olvidados como Sequerra que no he podido ni siquiera consultar una biografía digna solo pasajes aislados en algún que otro libro pero otros incluso tienen miniseries como Angel Sanz Briz que en 1989 fue nombrado "Justo entre las naciones" otorgado por el gobierno de Israel.

Para finalizar, si la próxima vez visitan este monolito ten cuidado puesto que no encontraras flores sino piedras y alguna que otra vela ya que para los Judíos "las piedras aguantan mas el paso del tiempo y son un testigo mas duradero para la posteridad de los hechos que no deben olvidarse puesto que las piedras son eternas e inmortales como el alma".

FUENTES CONSULTADAS: WIKIPEDIA, DIARIO DE CADIZ, LA VOZ DIGITAL, EL MUNDO, EL PAIS, LAS PAGINAS Y WEB: RADIO SEFARAD, TALMUD SEFARAD CADIZ, ELDIARIO.ES, PUBLICO.ES, DIFERENTES PUBLICACIONES UNIVERSITARIAS Y LOS LIBROS:


Comentarios